in

Tu pareja debe ser tu equipo, no tu estrés

Tras la decisión del primer paso, como ya os conté, marcar esa línea roja en la historia de mi vida, llega la hora de dar comienzo a las primeras decisiones importantes que formarán parte de ese gran camino que queda por recorrer.

Pienso que no seré el único que alguna vez se haya planteado si una relación es la adecuada o simplemente continúa por el afecto creado por aquello del roce hace el cariño, yo en mi caso, decidí poner punto y final a una relación tóxica, aquel amor adolescente se había desgastado por el paso de ocho años de vivencias y al que la convivencia puso la puntilla definitiva.

Todos tenemos claro que las cosas de palacio van despacio, pero lógicamente todos debemos de tener claro que hay cosas que son mejor dejarlas estar, y cuando no ves el interés necesario en la otra persona y tal vez tampoco ves el interés necesario de tu parte, haya llegado el momento de zanjar el capitulo y dar comienzo a uno nuevo.

Os puedo contar que no es fácil terminar una relación de tantos años, ya que tendremos momentos buenos y malos, y ese miedo a no tomar la decisión correcta. Yo tomé la decisión correcta de dar por finalizado ese capítulo de mi vida, aunque como ya sabréis los que me conozcáis, el chantaje emocional y la manipulación llevada a su punto extremo, me hizo rectificarla. Mis amigos más íntimos sabrán las motivaciones que me llevaron a finalizar esta relación allá por octubre de 2018, y los motivos a los que hago referencia como chantaje emocional y manipulación llevada a su punto más extremo. Yo desde el momento que tomé la decisión de dar marcha atrás, ceder y retomar una vida de pareja que daba por extinguida, sabía que me estaba equivocando, pero la venda de los sueños cumplidos tapaba mis ojos en ese momento, y como bien le dije a mi mejor amigo: “tal vez esté tomando una decisión de la que me arrepienta el resto de mi vida”, y efectivamente el tiempo me dio la razón y demostró que esa afirmación era cierta, perdí tantas cosas, tantos momentos y otras tantas vivencias por retomar esa relación, que la simple duda de que hubiera pasado sigue rondando mi cabeza cada día.

El tiempo pone las cosas en el lugar que le corresponde y como bien dice el refrán “las mentiras tienen las patas muy cortas” y fingir un embarazo posiblemente no sea la mejor de las ideas para retomar una relación, simplemente es una forma vergonzosa de jugar con los sentimientos de la otra persona, el utilizar a un hijo ficticio para manipular a tu expareja para forzarla a volver contigo “porque es lo mejor para nuestro hijo”, no, no es lo mejor, no fue lo mejor, aquella mentira quedó al descubierto al poco tiempo de su comienzo, y no hizo más que empeorar la situación y crear una desconfianza que hasta ese momento no existía, ¿Cómo fiarte cuando te ha mentido en el tema que más te duele? Aquel momento fue el comienzo de un fin que se palpaba en el ambiente pero que por suerte o por desgracia se mantuvo durante doce meses, y la parte de la suerte es que terminó de abrirme los ojos, me hizo ver a una persona totalmente desconocida, consiguió que cerrara una puerta para nunca más volverla a abrir aunque es más que evidente que aquellos doce meses de agonía, malos ratos y decepciones dejaron una huella imborrable…

Si quieres conocer la historia completa haz pulsa aquí

Si no quieres perderte nada de Óscar, síguelo en viralityland

Reportar

¿Te gusta esta publicación?

101 puntos
Upvote Downvote

Deja una respuesta

Loading…

0

El corte inglés viste de rosa 21 de sus fachadas en apoyo al Día mundial contra el cáncer

burritos mexicanos - receta fácil y rica

Burritos mexicanos – receta fácil y rica